viernes, 15 de agosto de 2014


EXAMEN DE HECES MUESTRA POLEN


Siempre es recomendable realizar exámenes de heces cuando se hacen revisiones clínicas de los pacientes, muchas veces estos exámenes demuestran la presencia de parásitos y son fundamentales en la práctica veterinaria.

Pero en estos exámenes también pueden encontrarse estructuras como la que se observa en la foto de arriba, la cual puede confundirse fácilmente con un huevo de parásito si no se tiene experiencia en la identificación de nemátodos por medio de sus huevos. Se trata de polen, muy posiblemente de pino.


sábado, 21 de diciembre de 2013

Daño al medio ambiente. Acuarismo, consideraciones.



El acuarismo como hobby, consideraciones.

Tener un acuario es casa es tener un "pedacito" de la naturaleza para disfrutarlo. El comportamiento de los peces es algo increíble y difícilmente se puede observar a no ser que sea en un documental, la belleza de las formas y los colores es algo fantástico; se puede aprender mucho cuando se tiene un acuario.

No voy a explicar sobre el mantenimiento de una pecera, más bien quiero motivar a que se reflexione si es bueno o no tener peces como mascotas en su casa. Cuando uno menciona la palabra bueno lo primero que viene a la mente es bueno para qué o para quién, así que iré al grano y hago la aclaración de que me estoy refiriendo a si es bueno para la naturaleza, para el medio ambiente.

Los peces, corales, plantas, invertebrados y cualquier organismo vivo o muerto que podamos comprar para poner en nuestro acuario son parte de un gran negocio, desconozco la cantidad exacta de dinero que se maneja anualmente en esto, pero no hay que ser un genio para darse cuenta de que es una industria muy lucrativa, estamos hablando de billones de dólares.

El problema con esto es que gran cantidad de los animales y plantas, no la mayoría pero sí una parte considerable, son colectados y no criados en cautiverio. Los peces de agua salada no se reproducen fácilmente en condiciones artificiales y cuando se logra sube los precios considerablemente; por eso la gran mayoría de los peces marinos son capturados en los arrecifes de coral de todo el mundo. De paso no solo se capturan peces, también camarones decorativos, roca viva, corales, anémonas, todo lo que la gente quiera comprar. 

No vayan a pensar de que eso solamente sucede con el acuario de agua salada, también hay especies, cientos de especies de agua dulce que son muy difíciles de reproducir en condiciones artificiales o que hasta la fecha a resultado imposible. Esto sucede especialmente con especies que vienen de Sudamérica, especialmente de la cuenca del Amazonas, en donde posiblemente todavía hay especies por descubrir.

Hay otras especies que sí se reproducen bien en una pecera o en estanque (foto), pero siempre existe mercado para ejemplares colectados directamente de los grandes lagos de África para utilizarlos como reproductores o solo por capricho.

Lo ideal sería comprar peces que se tenga la certeza de que no son producto del tráfico legal o ilegal de animales vivos provenientes de áreas en peligro. Tráfico legal se refiere a cuando los animales viajan con un permiso y papelería de ley pero que dichos permisos fueron obtenidos por medio de sobornos a las autoridades de países tercermundistas aprovechándose de la corrupción que existe en muchos países.

Poseer dicha certeza es casi imposible cuando los peces llegan a otro país del tercer mundo, como Guatemala, simplemente los grandes distribuidores mandan en base a lo que les piden, y en ocasiones hasta altas autoridades han intervenido para dejar pasar corales sin los permisos respectivos gracias a que el propietario de un acuario tiene parientes en el gobierno.

Recuerdo cuando hace mucho tiempo el CONAP le otorgó un permiso a un hombre con nombres y apellido francés para una granja de cocodrilos; no recuerdo si al mismo individuo le dieron también permiso para explotar mazacuatas (Boa constrictor) y el daño que se hizo fue considerable, ya que muchos de los ejemplares que salieron de Guatemala tenían certificado de haber nacido en cautiverio, pero nacieron accidentalmente cuando sus madres fueron capturadas como reproductoras y ya estaban preñadas al momento de su captura.  Honestamente creo que lo mismo sucede con los peces, vienen con sus permisos respectivos para salir de sus países de origen, pero lo más seguro es que no se trate de un negocio limpio, aunque para los gobiernos un negocio limpio es el que paga impuestos y nada más, no hay ninguna consideración ética.

Hay una gran variedad de peces que se reproducen bien en cautiverio, por lo general son los más baratos aunque hay pequeños peces amazónicos que vienen con precios tan bajos como menos de 10 Quetzales. Lo que quiero es que cada quien reflexione, no únicamente estoy hablando organismos acuáticos, sino también de corrupción y despojo de los recursos naturales, al planeta le llevó millones de años para que la evolución hiciera su trabajo y también para formar petróleo y piedras preciosas...no es justo que lo que no cuesta se haga fiesta.


lunes, 18 de marzo de 2013

Los perritos "tea cup" son un gran engaño.


En Guatemala existe un gran número de personas que se dedican a estafar a todos los que lleguemos a estar cerca de ellos. Mi percepción era que los que se dedican al comercio informal de vehículos eran las personas en que menos se puede confiar, pero últimamente tienen una fuerte competencia con las personas que se dedican a comercializar animales, principalmente mascotas.

Quiero llamar la atención porque el día de hoy vino un matrimonio joven que posee una empresa que fabrica artículos para mascotas. Ellos renunciaron a sus trabajos por creer en su proyecto y con la intención de mejorar económicamente. Actualmente llevan varios años en esto y se encuentran en la fase de diversificar su empresa; como conocen a muchas personas del medio alguien les preguntó si podían conseguir una perrita raza yorkshire de las conocidas como “tea cup”. Curiosamente sabían de alguien que tenía una perrita a la venta y decidieron servir de intermediarios para ganar un 10% del valor de la perrita.

Un 10% puede no parecer mucho, pero los precios que las personas pagan en nuestro país son altísimos porque en primer lugar existe una clase de personas que podrían pagar casi cualquier cosa, porque los salarios de los altos funcionarios son altísimos, porque las empresas que contrata el gobierno son de aquellos individuos que financiaron las campañas para después volverse millonarios, y porque hay una infinidad de formas de lavar dinero o pertenecer al crimen organizado. Para ponerlo en palabras más sencillas, hay mucha gente a la que el dinero no le cuesta. Así que un perrito de estos puede valer unos 10,000 quetzales, y eso no es mucho si lo comparamos con algunas otras razas por las que se piden unos 3,000 dólares americanos, si no lo cree puede consultar los precios en las tiendas de mascotas.

Lo triste de esto es que la señora que recibió la perrita les estuvo llamando constantemente para informarles que no comía, que lloraba todo el tiempo y finalmente, a la mañana siguiente, para contarles que la perrita había muerto.

El joven matrimonio se vio involucrado en algo que no pensaron antes de hacer el negocio y terminaron enredados en una telaraña que se teje día a día para estafar. Lo justo es que a la señora que la compró se le reponga el dinero, en eso no hay nada que discutir, pero quién debe reponer el dinero es el dilema. Para ellos 11,000 quetzales es una cantidad que los va a afectar de una forma fuerte en su presupuesto, ya que la señora que les vendió a la perrita les dijo que no les devuelve nada. Ahora es cuando se debe negociar con las partes y es el momento también en el que se descubre el lado oscuro del negocio de las mascotas.

Mi recomendación es que busquen a un abogado, porque hay muchas cosas que fueron mal hechas. En primer lugar no existe ningún documento que ampare la transacción, no les dieron ni siquiera un recibo por el dinero que le pagaron a esta persona. Les entregó una perrita con garrapatas y problemas de salud que condujeron a su muerte en menos de 24 horas. Luego ofreció darles otro perro porque el dinero no se puede devolver.

La señora que había comprado a la perrita les dijo que posiblemente sí se quiere quedar con el hermanito, así que fueron a traerlo y lo trajeron para que se examine y les diga si en mi opinión está sano.

Lo primero que voy a explicar es que términos como “miniatura” o “pocket”, que se usaban hace 25 años en el lenguaje de los traficantes de perros, son ahora obsoletos y han sido reemplazados por otros como el “tea cup”. Estos animalitos son más caros porque se supone que crecen menos; por lo tanto los criadores de perros hacen lo posible por conseguir los ejemplares más pequeños posibles. Pero más pequeño no significa mejor, mucho menos en términos biológicos, y muchos son más pequeños porque tienen defectos congénitos que impiden su crecimiento o desarrollo normal. Si el defecto no es lo suficientemente serio como para evitar que llegue a la madurez, entonces esos genes de un animal genéticamente debilitado servirán para reproducirlos y tratar de obtener más ejemplares a cualquier costo.

Si alguien se pone a leer el estándar de alguna raza va a encontrar las características ideales que debe poseer un perro que pertenezca a la misma. Es la más pura ignorancia e ingenuidad la que hace creer a las personas que un perro defectuoso, que además es más caro de lo normal, va a ser una buena mascota o que va a tener una vida larga y de buena salud.

Para no alargar más la historia, el perrito que les dieron es hermano de la que murió, y lamentablemente no tienen las características que debe tener dicha raza, tampoco tiene la edad que dicen que tiene y en pocas palabras no creo que valga ni Q500 quetzales porque no es pura raza; además tiene retenido un testículo. Es con este perrito que ellos esperan recuperar los 10,000 quetzales que gastaron al venderlo y que posiblemente se los acepte su cliente para llenar el vacío que dejó la prematura muerte de su hermana.

¿Pero será justo que esta señora se quede con el perrito? Claro está que no es lo que ella estaba buscando y sería no solo injusto, sino nada ético, dejarla que se quede con este animalito sin que ella conozca la verdad.

El truco más viejo que usan es mentir en la edad de los perros, les dicen que tienen una edad mayor para que los compradores crean que va a ser pequeño. He visto personalmente perritos de poco más de tres semanas de nacidos, sin dientes, que han sido vendidos diciendo que tienen 2 ó 3 meses. Otra treta es tatuarlos para darles más valor, y otra decir que los papeles se los darán a los 5 meses cuando terminen su plan de vacunas, que por supuesto es requisito aplicarlas con el señor estafador para que les entreguen los supuestos papeles.

Nos quedamos siempre con la duda de cómo va a terminar todo esto, mientras tanto la señora que se dedica a vender estos perros se queda como si nada preparando la telaraña para la próxima víctima.