viernes, 21 de noviembre de 2014

Epilepsia en perros.

7.
Revista Criterios y Valores
Dr. MAURICIO CUEVAS IMERY
Link Humano-Animal


Guatemala, 20 de noviembre del 2014


CAM02882.jpg
Los perros epilépticos se encuentran perfectamente normales entre una convulsión y otra, el diagnóstico se hace al descartar otras patologías.







EPILEPSIA EN PERROS

La causa más común de convulsiones en caninos es la epilepsia, se trata de una afección que presenta una prevalencia alta (muy común) en la población de perros posiblemente debido a la crianza selectiva a la que son sujetos por parte de los humanos. Voy a explicar brevemente de qué se trata esta afección, pero no es un artículo científico sino más bien algo basado en mi experiencia como médico veterinario.


Es relativamente común que los perros sufran de ataques epilépticos o convulsiones, en gatos es muy raro que ocurran. En esta ocasión quiero comentar sobre las convulsiones epilépticas, otras causas de convulsiones, como por ejemplo una intoxicación, no las explicaré.


La epilepsia es un defecto en la conducción nerviosa a nivel del sistema nervioso central (cerebro) que se manifiesta por pérdida de control muscular. Se presenta casi siempre en perros que tienen entre 1 y 5 años de edad; las mascotas mayores de esta edad es más probable que sus convulsiones se deban a otras causas. Algunas personas jamás se dan cuenta de que tienen una mascota epiléptica porque con frecuencia los ataques pueden ser nocturnos.


La convulsión típica inicia con un perro que se pone un poco nervioso, luego caerá al suelo y mostrará contracciones musculares fuertes e involuntarias, también puede perder control de sus esfínteres y es posible que defeque y orine durante el episodio. Tarda aproximadamente unos minutos y después se recuperará relativamente fácil y rápido. Los animales epilépticos se encuentran clínicamente normales entre una convulsión y otra.


Se debe en primer lugar mantener la calma, algunas personas se ponen tan nerviosas que ponen en riesgo su integridad física al actuar de manera impulsiva, es importante que el perro no se pueda golpear, no hay nada mejor que el sentido común: si la convulsión se presentó en un lugar en el cual el perro pueda lastimarse -una mesa, artesa (piscina o cuerpo de agua), escaleras, etc.- deberá colocarlo en un sitio seguro para que no pueda sufrir traumatismos como consecuencia de una caída. Hay que tener mucho cuidado de que el perro no lo pueda lastimar a uno al tocarlo, algunos perros pueden morder o arañar, recuerden que no están conscientes de sus actos. NO se deben cargar o manipular porque también podrían de forma involuntaria, impedir la respiración normal en un animal inconsciente.


En caso de que la convulsión tarde más de cinco minutos o de que suceda más de una de manera continua deberá llevar a la mascota inmediatamente con un veterinario. Estas convulsiones continuas se conocen como status epilepticus y son una emergencia médica.


Para diagnosticar epilepsia -en animales-  se debe descartar que exista algún otro problema, ya que no produce alteraciones que sean detectables clínicamente o por medio de algún examen de laboratorio. Hay algunas otras condiciones médicas que pueden confundirse con un episodio epileptiforme (intoxicaciones, hipoglicemia y síncope cardíaco para mencionar algunas), pero en esos casos al hacer exámenes se pueden encontrar anormalidades.


El tratamiento es delicado porque se hace con medicamentos controlados que requieren receta de un médico veterinario para ser despachadas. Antes se decía que los perros que sufren episodios esporádicos no necesitaban tratamiento, únicamente se proporcionaba en aquellos casos en que las convulsiones afectaban  su calidad de vida considerablemente, hoy en día hay otra tendencia de tratamiento que dice que con cada descarga eléctrica que se produce en el cerebro se produce la muerte de gran cantidad de neuronas; por lo tanto se recomienda el tratamiento en todos los casos.


No está de más recordar que los animales que la presentan deben ser eliminados de los programas de reproducción para evitar que se transmita a su descendencia.



viernes, 14 de noviembre de 2014

Los murciélagos podrían salvar a la raza humana.

6.

Revista Criterios y Valores
Guatemala, 11 de noviembre de 2014


LOS MURCIÉLAGOS PODRÍAN SALVAR A LA RAZA HUMANA.
Por Dr. Mauricio Vicente Cuevas.

Cuando la inquisición dejó de perseguir a los grandes hombres de ciencia, estas personas brillantes pudieron hacer experimentos y publicarlos. Curiosamente apareció en dos de mis lecturas recientes, el nombre del italiano Lazzaro Spallanzani, un verdadero genio que vivió en el siglo XVIII, quien fue el sucesor de Leeuwenhoek. No era tan metódico para trabajar como el holandés, pero era mucho más brillante (según P. de Kruif).

Spallanzani era un escéptico por naturaleza y un virtuoso para realizar experimentos; fue él quien probó que los microbios no aparecían de la nada, sino que eran descendencia de otros microbios. En pocas palabras no se podía generar vida de forma espontánea.  

Don Lazzaro era un estudioso de la naturaleza, se cuestionó absolutamente todo y elaboraba experimentos muy complejos, y sencillos a la vez, como solamente un genio de cepa puede hacerlo. Obviamente existían limitaciones y todos se burlaron de él, cuando en 1790 Spallanzani sugirió que los murciélagos podían ver con sus oídos en la oscuridad. Esto no pudo ser comprobado hasta 150 años después al final de la década de los 30, y solo con los avances tecnológicos del siglo XX.

Los murciélagos han existido por muchísimo tiempo, han tenido influencia en la vida de los humanos desde siempre. En la antigua civilización Maya existía un ser mitológico (Spallanzani ya no está acá para refutar) conocido como “Camazotz”, el murciélago asesino. Además del temido Camazotz todos hemos estado expuestos a las historias de vampiros y es por eso que estos bellos animales gozan de una pésima reputación.

Existen muchas variedades de murciélagos (de los verdaderos) y estos pueden alimentarse de frutas, de néctar de flores, de insectos, de peces y hasta de sangre, sí existen los murciélagos hematófagos.  Cierto es que transmiten enfermedades; también producen pérdidas económicas en la industria pecuaria, pero los seres humanos vemos a esta maravilla de la evolución como a una plaga, dejamos que nuestros prejuicios sin fundamento nos hagan temerles y por lo general no tenemos idea de lo importantes que son para nosotros.

Son importantes en el sentido literal de la palabra, los murciélagos insectívoros devoran toneladas de insectos todas las noches. Sin los murciélagos las plagas de insectos se saldrían de control y los efectos de esto los podemos imaginar solo a un nivel de una “plaga bíblica”.

Otros murciélagos se alimentan del néctar de las flores, algunas flores hasta han evolucionado y desarrollado formas de atraer a los murciélagos, su forma y superficie hacen que las ondas de sonido emitidas por el murciélago reboten en ellas de una manera que los pequeños mamíferos las localicen con facilidad. Obviamente esto le conviene a ambos organismos, ya que uno obtiene alimento y el otro logra que su polen quede pegado en los pelos de la cara del murciélago y que éste lo lleve a otras flores cuando se va alimentando.

También se  ha comprobado que el murciélago es el polinizador más eficiente, al menos diez veces más eficiente que los insectos, debido a su tamaño. Todos sabemos lo importante que es la polinización de las plantas y que actualmente hasta se teme lo que pudiera pasar si desaparecen las abejas. Obviamente las abejas tienen el “lobbying” a su favor ya que representan ingresos directos por la producción de miel, pero los pobres murciélagos tienen a muy pocas personas para que hablen positivamente de su papel en la naturaleza.

Las plantas no solo se benefician con la polinización, los murciélagos frugívoros transportan a sus semillas grandes distancias, de esa forma nacen nuevas plantas por distintas partes del ecosistema, claro está que el papel de estos animales es fundamental.

Tomando en consideración que las plantas son indispensables para la supervivencia de las especies, un mundo sin murciélagos afectaría nuestra supervivencia de manera indirecta y hasta amenazaría con nuestra subsistencia en el planeta.

La evolución ha dado a la naturaleza un balance muy delicado, las especies que se logran adaptar mejor son las que se vuelven más exitosas. No hay especie más exitosa que la humana, pero nuestro éxito ha llegado a estar en contra del balance natural, los cambios que estamos generando en el planeta son mucho más rápidos de los que en la naturaleza se pueden producir de forma natural.

Al desaparecer ciertas especies, el delicado balance se altera y las cosas pueden salirse de control. La destrucción del hábitat y la sobrepoblación nos ponen en mayor riesgo de entrar en contacto con nuestra potencial destrucción a causa de alguna enfermedad. Si a eso agregamos que el agua ya es escasa, que se temen los efectos de la pérdida de polinización de las plantas, la modificación genética con los cultivos transgénicos y que podrían haber plagas de insectos que competirán con nosotros por alimento, el panorama se convierte en sencillamente, incierto.

Actualmente hay una enfermedad que está causando gran mortalidad en las poblaciones de murciélagos, claro está, el cambio climático que hemos causado también ha puesto en contacto a otras especies con microbios patógenos que amenazan su supervivencia. Así de implacable es la naturaleza. Todos deberíamos pensar en contaminar menos, apoyar a los movimientos ecologistas y en oponernos a las cosas banales, símbolos de estatus que solo sirven de adorno y que para obtenerlas destruimos y contaminamos nuestros ecosistemas.

Apoyar los experimentos científicos pro-ecologistas, podría ayudar muchísimo también, en lugar de estar poniendo atención a cosas sin importancia como la apariencia de un murciélago y la mala fama que los mismos humanos les han hecho, nos estaríamos quedando en el siglo XVIII, ignorando a genios como Lazzaro Spallanzani.

viernes, 7 de noviembre de 2014

5.

El Link Humano-Animal
Guatemala, 4 de noviembre de 2014



MICROFOTOGRAFÍAS DE LA PRÁCTICA VETERINARIA DIARIA


El 24 de octubre del 2014 se cumplieron 382 años del nacimiento de Antony van Leeuwenhoek, oriundo de la ciudad de Delf en Holanda. Siempre ha sido uno de mis héroes personales desde que leí el brillante libro “Cazadores de Microbios”, escrito por el microbiólogo Paul de Kruif en 1926.

En estos tiempos todos hemos podido echar un vistazo por un microscopio, algo muy común en las escuelas y universidades de todo el mundo. Pero las cosas no siempre fueron así y hace 400 años nadie sabía de la existencia de los microbios, todos los males eran atribuídos a cosas sobrenaturales, por no existir una mejor explicación.

De Kruif describe a Leeuwenhoek no como un hombre brillante, sino más bien como uno obstinado en construir lentes de aumento con los que llegaría a armar los primeros microscopios de la historia; este señor es nada más y nada menos que el padre de la microbiología.

Como un homenaje a Leeuwenhoek es que quiero compartir algunas de las imágenes que normalmente veo en mi microscopio, las cuales trataré humildemente de explicar. Todas las fotografías fueron tomadas en mi clínica y con mis aparatos, espero que las disfruten. Mi recomendación literaria de esta ocasión es el libro “Cazadores de Microbios”, espero que lo disfruten tanto como yo.











PRIMERA IMAGEN:


IMG-20120707-01002.jpg

Se trata de un ácaro de Sarcoptes scabiei var canis el cual es difícil de encontrar normalmente en los raspados de piel. Lo importante de encontrarlo es que se sabe exactamente la causa de las lesiones y se le puede dar un tratamiento adecuado antes de que se extienda o se contagie. Esta especie de ácaro puede afectar al ser humano y las personas que tienen perros con sarna producida por esta especie, es frecuente que desarrollen una dermatitis.










SEGUNDA IMAGEN:

IMG-20120710-01094.jpg

Esta fotografía la tomé utilizando un “estereóscopo” o microscopio estereoscópico, a diferencia del microscopio de luz la iluminación viene de arriba y permite observar en 3 dimensiones (su poder de aumento es menor), es básicamente una lupa muy sofisticada. Acá podemos observar a una hembra de Aedes aegypti, esta especie es fácil de identificar por las manchas blancas que presentan sus patas. Es transmisor de varias enfermedades, incluyendo al DENGUE. Datos curiosos: solo las hembras son hematófagas (los machos no pican) y es una especie que ataca de día principalmente, hago la aclaración para que utilicen medios repelentes durante el día y no solo por las noches.








TERCERA IMAGEN:

IMG-20121211-00775.jpg

Esta imagen es de una muestra de orina, para ello utilicé el microscopio de luz a un aumento de 450x. Podemos observar varias cosas, pero lo que primero llama la atención es un cristal en forma de “tapadera de cofre”, esta forma tan típica delata su composición de triple fosfato magnesio, también se les conoce como cristales de estruvita. Cuando los cristales se agrupan pueden formar un “urolito”, también conocido como cálculo urinario. Se sabe que esta muestra pertenece a un perro macho porque hay presencia de dos espermatozoides en la muestra. Este tipo de cristal se presenta únicamente en orina alcalina, son indicadores de infecciones de vejiga urinaria en el perro (cistitis bacteriana).








CUARTA IMAGEN:

IMG_0232.JPG

Este es un huevo de Capillaria sp. encontrado en heces de aves en un zoológico. Estos parásitos tienen ciclos de vida muy complejos. Tienen una forma muy característica debido a las estructuras que podemos observar en sus extremos.













QUINTA IMAGEN:

CAM01492.jpg
Es una muestra de heces de un perro, aunque parezca difícil de creer no se trata de un huevo de parásito sino de polen de pino, el cual puede confundir fácilmente al ojo inexperto.















SEXTA IMAGEN:

CAM02263.jpg
Raspado de piel: podemos observar un ácaro conocido como Demodex canis, su forma es muy característica, posee cuatro pares de patas cuando es adulto. Este ácaro es un habitante normal de la piel del perro, pero causa enfermedad solamente en perros que tienen bajas sus defensas naturales, esta deficiencia inmune puede ser hereditaria y por tal razón, los perros que padecen de esta enfermedad no deben ser reproducidos. Es una enfermedad muy difícil de tratar. No se transmite a animales con sistemas inmunes normales y tampoco a los humanos.











SÉPTIMA IMAGEN:

CAM00794.jpg
Esta belleza de foto la tomé con mi microscopio de luz utilizando el lente de mayor aumento (1000x), para lograr esto el lente de inmersión se debe pegar al vidrio, por tal razón es necesario colocar un aceite especial para conseguir que la luz no escape y que el lente no se dañe. Los círculos oscuros que podemos observar por toda la fotografía son glóbulos rojos, los cuales son básicamente similares a “burbujas”, no poseen núcleo. La célula principal es un tipo de glóbulo blanco y podemos observar tres cosas claramente: 1) núcleo color rosado intenso, 2) citoplasma color azul claro transparente, y 3) gránulos elípticos rosado pálido dentro del citoplasma. Esta célula pertenece a un caballo y es conocida como eosinófilo, estas son células que participan en reacciones alérgicas y esos gránulos están llenos de histamina (además de otras sustancias). La palabra eosinófilo quiere decir que es afín a la eosina, uno de los colorantes para células tiene ese nombre y produce una coloración rosada pálida en las células. En realidad son los gránulos los que colorean así, pero como son tan abundantes es el color predominante.




OCTAVA IMAGEN:

CAM01233.jpg

Esta fotografía muestra dos pelos tomados de un gato con lesiones en la piel. El pelo que está arriba presenta estructura normal, el que está debajo del puntero es un pelo afectado por un hongo dermatofito patógeno llamado Microsporum canis. Los pelos afectados tienen una apariencia de “leños” y al aumentarlos de tamaño se puede ver que están completamente invadidos por esporas micóticas. Este hongo es altamente contagioso dentro de la población de felinos y no respeta a otras especies, casi siempre el propietario muestra lesiones en algún sitio de su cuerpo, es una zoonosis.









NOVENA IMAGEN:

melanoma schnauzer 17oct11 (26).jpg

Esta es una fotografía que muestra una sola célula en el centro, todos los puntitos color gris a negro son pequeños gránulos. De la célula podemos apreciar parte de su núcleo (magenta), todo el resto de la célula está oculto debajo de estos pequeños gránulos oscuros de melanina. La célula es un melanocito y fue encontrada en una impronta de un tumor de piel de un perro. El diagnóstico es melanoma.











DÉCIMA IMAGEN:

CAM01490.jpg

Este es un huevo del parásito Toxocara canis, es el nemátodo más común de los perros y hay estudios que indican que más del 90% de los cachorros lo tienen en algún momento. Debido a que la fotografía (450x) fue tomada en un microscopio de luz solo lo podemos apreciar en dos dimensiones, pero en el ambiente se puede comparar con una pelota de golf en miniatura. Tiene una coraza muy fuerte que lo protege y hace que sea virtualmente indestructible. Para limpiar un patio de cemento es mejor hacerlo con agua y jabón para que sea arrastrado por la corriente. Una hembra puede poner miles de huevos y la contaminación ambiental puede ser muy grande. La importancia radica en que también es una zoonosis, si los huevos son ingeridos por humanos la larva saldrá del huevo y comenzará una migración parasitaria, significa que pasará por varios órganos antes de enquistarse en alguno. Es común que deje ciegas a las personas (los niños son los más susceptibles ya que no se lavan las manos) cuando se enquista en los ojos. La enfermedad que produce en los humanos es muy seria y se conoce como larva migrans visceral.



DÉCIMA PRIMERA IMAGEN:

CAM02460.jpg

Otra imagen tomada con lente de inmersión (1000x). Muestra un grupo de células tumorales, se trata de linfocitos y el diagnóstico es un linfoma. Podemos observar unos pequeños círculos color “gris-verdoso” que son eritrocitos (son glóbulos rojos y por lo tanto no poseen núcleo en vertebrados superiores), las otras células, las más abundantes son linfocitos jóvenes conocidos como linfoblastos, son mucho más grandes que los glóbulos rojos, los linfocitos normalmente son poco más grandes que los eritrocitos. El que en la imagen sean todos linfoblastos hace que califique como un linfoma, podemos observar una célula muy particular a la derecha del linfoblasto que está debajo del puntero, es una célula en mitosis. Estos linfoblastos poseen escaso citoplasma color azul oscuro, el núcleo tiene grumos de cromatina en su interior y podemos apreciar en algunos hasta los nucleolos como una mancha bien definida dentro del núcleo.