jueves, 22 de enero de 2015

No arriesgue su salud y la de sus mascotas por querer ahorrarse un gasto.

11. Revista Criterios y Valores
Mauricio Cuevas

Enero 22 de 2015.


LA TACAÑERÍA PODRÍA PONER  EN RIESGO SU SALUD
Y LA DE SUS MASCOTAS


Desde que Internet se volvió accesible a todos nosotros ya no ha sido necesario ir a las bibliotecas, consultar los ficheros, anotar las referencias, pedirlas al bibliotecario, buscar en los libros, copiarlo en un cuaderno, etcétera. Internet es una maravilla y ahora el mundo está al alcance de cualquiera que sepa utilizarla, Google se ha dado a la tarea de hacer disponible toda la información posible y hay quienes hemos sacado provecho de esto más que otros.

Sin embargo en Internet cualquiera puede publicar opiniones, remedios caseros, brujería y cualquier cosa que pase por la mente, brillante o enferma, de alguien que esté dispuesto a subir la información a los servidores. Con esto quiero decir que veo a  Internet  como a  un gigantesco basurero en el que hay que escarbar muchísimo para encontrar algo que valga la pena; quizá ni lo encuentre.

Claro, hay innumerables cosas para las que podemos buscar un tutorial de YouTube, sobre todo para instrucciones de funcionamiento de aparatos, para sembrar alguna flor, hacer un acuario y mucho más. Ya dije que soy de los que ama la tecnología y no soy ajeno a esto, ¡he buscado hasta recetas de cocina! Pero lo peor que puede pasar es que no me salga rico y que desperdicie mi tiempo cocinando; las consecuencias de realizar procedimientos que solo le corresponden a profesionales pueden ser muy graves como veremos más adelante.
Una vez mi vecino me trajo a su gato con un hongo en la piel, luego destapó el abdomen de su pequeña hija de cinco años y me mostró las mismas lesiones. “¿Cree que sea lo mismo doctor?, yo las veo diferentes, pero llevo ya varios días de darle ciprofloxacina y no ha mejorado…” El hombre tenía un buen trabajo y múltiples licenciaturas, se trataba de un académico, daba clases en la universidad, su esposa era en ese tiempo cónsul de un país sudamericano.  Yo no lo podía creer. ¡¿Cómo alguien puede ser tan tacaño como para no llevar a su hija al dermatólogo y a su gato al veterinario?! Y es que ni siquiera quería pagarme una consulta, únicamente quería saber si en mi opinión era lo mismo.

Cosas así me enojan, así que le dije que tendría que pagarme la consulta para que le cure al gato y que a su hija debía llevarla con un dermatólogo. Le intenté explicar, que ni el más incompetente de los médicos humanos trataría una micosis con ese medicamento  y, que en medicina veterinaria, medicamentos similares al que estaba utilizando en su propia hija no se pueden usar en cachorros y que debía contarle al médico absolutamente todo lo que hizo. No tengo idea si en niños sí se puedan usar las quinolonas (familia de fármacos a la que pertenece la ciprofloxacina)

Me da la impresión de que son las personas que tienen cierto grado de preparación las que más creen que podrán encontrar una solución a problemas médicos. Hay personas que a duras penas saben leer y que viven en una economía de subsistencia básica; esas personas jamás piensan en investigar, simplemente van con el curandero o buscan a un doctor. Por el contrario, personas como mi vecino creen y confían en poder encontrar una solución ellos mismos. Una cosa les digo, una de las grandes verdades de la vida es: “lo barato sale caro.”

Lo que hace que una persona sea un profesional es el entrenamiento que recibió para integrar toda la información y conocimientos recibidos. Yo puedo leer todas las leyes del país y memorizarlas, pero eso no me hace abogado, y le puedo prestar todos mis libros de veterinaria (y mis cuadernos de notas) a cualquiera, pero no le van a servir de mucho, a no ser que sea otro veterinario.

Y es que hoy en día todos quieren ser como mi vecino y desparasitar ellos mismos a sus mascotas, vacunarlos, medicarlos y mucho más. No me canso de escribir que las cosas no son así de fáciles, no estamos hablando de limpiar el piso de madera o de lustrar el automóvil.  Voy a dar algunos ejemplos y les voy a proporcionar algunos links para que todos puedan hacer investigación. Sé que no son tacaños y que consultarán a un veterinario siempre, como debe ser.

Por todo lo anterior, ahora quiero referirme al siguiente tema:

DESPARASITACIÓN DE LAS MASCOTAS.

Hay varios errores, uno es ir a una agropecuaria y preguntar al dependiente qué le recomienda para desparasitar a un cachorro, otro puede ser ir a una farmacia de personas y finalmente investigar en internet y buscar el producto apropiado.

En la agropecuaria seguramente le darán un producto que ya no se utiliza, algo que aparece en los libros de veterinaria de los años setenta, como sales de piperazina o mebendazol. Son productos que han sido desplazados por fármacos mucho más efectivos y seguros, el mebendazol es pésimo (en mi opinión) y se requiere administrarlo por 5 días seguidos para obtener cierta efectividad.

En la farmacia seguramente le recomendarán un producto que sea bueno en humanos, como el albendazol, que tiene utilidad en bovinos (tienen un sistema digestivo muy distinto a los animales monogástricos) pero la efectividad contra los parásitos comunes del perro es muy mala.

Si investiga en internet posiblemente encuentre algún producto de una casa comercial de prestigio que sea bueno, pero es posible que no sea del todo efectivo porque una persona que no es veterinaria no conoce los ciclos biológicos de los parásitos y esos ciclos son fundamentales para obtener buenos resultados.

Hay estudios que demuestran claramente que los perros, casi en su totalidad han tenido parásitos en algún momento de sus vidas. Todo cachorro tiene parásitos hasta que se demuestre lo contrario, igual en gatos. Cuando un animal pequeño tiene una carga parasitaria muy alta la posibilidad de que muera al ser desparasitado es considerable. ¿Y cómo van a saber si tiene una carga parasitaria alta? Apuesto a que ni Google tiene la respuesta, pero sé que posiblemente un buen veterinario tiene los medios para saber esto.

Hace algunos años un niño perdió la visión en un ojo (en Estados Unidos), los doctores dijeron que fue a causa de un parásito muy común de los caninos. El culpable fue la mascota de la casa, un cachorro labrador que compraron en una Pet Shop, saben que fue así porque era el único animal en la casa; lo llevaron al veterinario y encontró que el perro sí tenía el parásito. Se fueron a juicio y la cadena de tiendas tuvo que pagar casi 5 millones de dólares en daños.

¿Y cómo es posible que el perro tuviera ese parásito? Ya dije que todos los cachorros tienen el parásito (más de 93%), por alguna razón la desparasitación no fue efectiva. Acá podría pensar en muchísimas razones por las cuales la desparasitación puede fallar, pero el punto es que un veterinario está capacitado no solo para curar al perro, sino para aconsejar a los propietarios sobre las precauciones que deben tomar.  Y entonces: ¿por qué el perro iba parasitado? Vuelvo a lo anterior, no lo sé, pero es muy probable que  sea por la tacañería de la empresa para bajar los costos o por algún idiota (como mi vecino) que pensó poder hacer cosas para las cuales no está preparado.

Algunos parásitos comunes de las mascotas que pueden ser desde molestos hasta muy peligrosos para los humanos son: Toxocara canis, Toxocara cati, Ancylostoma caninum, Baylisascaris procyonis, Strongyloides stercoralis, Toxoplasma gondii, Dipylidium caninum, por mencionar algunos. De seguro muchos de nuestros lectores no tienen ni la menor idea de lo que hablo. Otra razón para consultar a un profesional.

Sobre el peligrosísimo Strongyloides stercoralis:
Sobre la Toxocariasis:

La moraleja es que lo barato sale caro, pero poner en peligro su salud y la de su familia no tiene excusa. Y si va a leer algo en internet, fíjese en la reputación de la institución que lo publica, es una buena forma de empezar, pero ni así sustituirá a los consejos que un profesional pueda darle.

Poseer una mascota implica aceptar una responsabilidad y por ende, tener un presupuesto destinado para cuidar de su salud.  Si una persona no cuenta con el  dinero para cuidar de ella como se debe, mejor no tomar la decisión de poner una mascota en su vida, porque va a sufrir el dueño y el pobre animal.

martes, 13 de enero de 2015

DILEMA ÉTICO DEL USO DE ANIMALES COMO ATRACCIONES, VIVIR PRISIONERO A CAMBIO DE UN RATO DE ENTRETENIMIENTO

DILEMA ÉTICO DEL USO DE ANIMALES COMO ATRACCIONES,
VIVIR PRISIONERO A CAMBIO DE UN RATO DE ENTRETENIMIENTO

el_prisionero_66.jpg
                             Fotografía: Mauricio Cuevas (Zoo La Jungla, IRTRA)

Los seres humanos vamos por el mundo sin pensar, imaginemos por un momento que fuéramos extraterrestres y pudiéramos observar el comportamiento de nuestra civilización; quizá nos podríamos dar cuenta de lo ridículos, lo superficiales y lo absurdos que a veces somos. Como parte de las especies que habitamos este planeta no nos damos cuenta de que nuestro futuro como humanidad depende de muchas cosas y, dentro de esas “muchas cosas”, no hay ninguna más importante que cambiar nuestra forma de pensar.

Cambiar nuestra forma de pensar es fundamental, es obvio que pensando de la misma manera que lo hemos venido haciendo hasta ahora no vamos a llegar a nada bueno. Uno de los cambios que considero imprescindibles es en nuestro comportamiento hacia las otras especies que habitan La Tierra, y lo considero insoslayable porque vamos a necesitar de una cualidad que desafortunadamente es muy escasa en un futuro muy próximo, la empatía.

La empatía es la capacidad de percibir lo que otro ser puede sentir; es esa cualidad que si no fuera tan escasa haría de este mundo uno mejor para todos. Y una de las formas más sencillas de aprenderla es cuando se es niño y se comparte la vida al lado de alguna mascota. Es increíble que hasta los niños muy pequeños pueden llegar a comprender que un animal está sufriendo porque está enfermo. Y cuando la desarrollan seguramente hará que sean mejores personas pues dicha empatía se aplicará durante su vida en sus relaciones sociales.

El psicólogo Hal Herzog explica que en psicología se da importancia a nuestro comportamiento hacia los animales y hay numerosos estudios que tratan de encontrar una conexión (“link” le llaman ellos) entre el abuso animal cuando niños y la criminalidad de adultos. Es un libro altamente recomendado y lo que quiero es que lo lean, por tal motivo no voy a entrar a contarles lo que dice con detalles.

Obviamente hay algunos abusos peores que otros, pero lo fundamental es que no imagino a ningún criminal (de los peligrosos) con mucha empatía por los animales, lo digo porque tampoco tienen empatía por su misma especie.

Seguramente están pensando que ustedes no son abusadores de animales, apuesto a que muchos creen poseer empatía para regalar, pero adivinen qué: nuestras vidas a veces superficiales, hacen que no razonemos y nos mantienen en la ignorancia. La cosa no es tan sencilla y voy a explicar con algunos ejemplos.

¿Cuántos de ustedes han ido de vacaciones a Florida? Seguramente muchos; ahora viene la pregunta: ¿qué hay de importante en La Florida? Supongo que todos los que la hemos visitado nos la hemos pasado viajando entre un parque temático y otro; los hay para todos los gustos. Por haber sentido siempre atracción por los animales mis parques favoritos eran SeaWorld, el Miami Seaquarium, Monkey Jungle, Parrot Jungle, Busch Gardens y Disney’s Animal Kingdom.

Quiero aclarar que disfruté cada minuto que pasé en cada uno de esos lugares, lo disfruté en mi más completa ignorancia. En aquel tiempo yo no sabía que los animales no eran más que un negocio y que dichas empresas únicamente lucran con ellos. Lo más triste es que no solo ganan millones de dólares, dinero que todos los ignorantes hemos ido a dejarles, sino que además presumen de estar haciendo cosas buenas por el reino animal y ocultan una realidad dolorosa y vergonzosa.

En Florida se explota a los delfines de todas las formas posibles, hasta el equipo de fútbol americano de la ciudad de Miami lleva ese nombre. Estas son criaturas no solo son inteligentes, sino brillantes y representan un activo valiosísimo para cualquier empresa que se dedica a la recreación. ¿Saben de dónde salen esos delfines?, claro que ya habrá más de alguno de ustedes pensando que son nacidos en cautiverio; en parte es cierto, algunos nacen sin libertad, pero hay una realidad sangrienta en una bahía de Japón llamada Taiji, realidad que dichas empresas (las de los parques temáticos) preferirían que no se supiera.

Todos los años los japoneses salen al mar para capturar delfines, cientos de miles han sido llevados a la bahía de Taiji, en donde se les mantiene encerrados por medio del uso de redes. A ese lugar llegan los compradores de grandes y pequeñas empresas recreativas, a elegir ejemplares para sus espectáculos. El precio de un delfín capturado ronda unos 150,000 dólares, pero es una inversión que generará una ganancia de entre 1 y 2 millones de dólares a la compañía. ¿Les parece ético hacerle esto a un animal tan inteligente como los delfines?

dolphin_slaughter_taiji_japan_the_cove_brooke_mcdonald_19.jpg

¿Saben qué sucede con los delfines que no se venden? Los matan de una forma inhumana, la bahía se tiñe de rojo con su sangre, ninguno se salva de terminar así. Si alguien no me cree puede ver el documental ganador de un Oscar, The Cove, todo lo que tienen que hacer es un clic sobre el vínculo que estoy proporcionando.

Personalmente, me resulta absurdo y contradictorio ver a los japoneses hablando del papel del honor en su cultura, pero matando ballenas con la excusa de que están haciendo investigación, así como vendiendo y masacrando a los delfines que robaron de la naturaleza.





Opposition by environmental groups[edit]





Si su sed de conocimientos, o de sangre, no es saciada con el documental sobre la carnicería que hacen los japoneses todos los años, también les puedo recomendar Blackfish, una película documental de CNN sobre lo que sucede detrás de cámaras en SeaWorld. Es la historia de cómo SeaWorld capturó a una ballena de nombre Tilikum y de las mentiras que dicha empresa dice para justificarse como los salvadores y benefactores de los mamíferos marinos.

Tilikum at SeaWorld Orlando
Foto Wikipedia: Tilikum

Qué tanta empatía sienta cada quien por estas especies dependerá en gran medida de qué tanto sepa cada persona sobre las especies en cuestión. No es lo mismo mantener en cautiverio a una rana que a un elefante, ni es lo mismo tener un pez dorado que una ballena en cautiverio. Cuando digo que no es lo mismo no me estoy refiriendo al tamaño, sino al grado de inteligencia que poseen y a su forma de vida. Y es que la capacidad de sufrimiento está directamente relacionada con su inteligencia y sus hábitos.

Los elefantes tienen un cerebro más grande que el nuestro, su capacidad de memoria se cree es hasta superior que la del humano, viven en grupos y recorren grandes distancias todos los días. ¿Tan poca capacidad de empatía existe en los humanos que no hay forma de darse cuenta que tenerlos en parques zoológicos, circos y otras atracciones es injusto? Los elefantes en cautiverio viven encadenados, los manejan por medio de ganchos que introducen en las zonas blandas de su piel; todo solo para que millones de personas se los enseñen a sus hijos.  En lugar de enseñarles empatía les enseñan que los hombres somos mejores que los animales y que está bien que los tratemos mal solo para nuestra diversión.

Ir a un circo y ver a los tigres saltar a través de aros de fuego, mamá osa vestida con un delantal empujando un carrito, don elefante parándose en dos patas, el delfín que salta para tocar una pelota o la orca que moja a la multitud,  ¿acaso esto no va en contra de la dignidad salvaje de los animales? Los textos de bioética explican que los animales tienen dignidad, conforme se sabe más sobre ellos nos vamos dando cuenta que la dignidad no es exclusiva de los seres humanos como lo decía Kant (Lori Gruen: Ethics and Animals, an introduction; Cambridge University Press, 2011, pag. 151).

Elephant Pyramid
Fotografía: Nazim Uddin

Podemos concluir lo siguiente:

  • Todas las empresas tienen un fin económico, lucran con los animales y los utilizan para obtener más dinero.
  • Los comportamientos que observamos no son naturales.
  • Los animales solo realizan la rutina para obtener alimento o evitar el castigo.
  • Estas empresas dicen cuidar la naturaleza y amar a los animales, pero no les importa comprar un delfín en Japón o capturar más animales para obtener más ingresos.
  • No existe beneficio alguno o contribución al bienestar de las especies en su medio natural.
  • Ninguno de estos animales puede comportarse de manera natural, imagínen a una ballena que nada miles de kilómetros en una piscina, o a un elefante encadenado toda su miserable vida.
  • Las empresas mienten y ocultan la verdad del negocio en la medida de lo posible.
  • No es ético criar animales para estos fines.





Estos pobres animales, esclavos del consumismo, víctimas de la ignorancia humana y su falta de empatía, jamás podrán ser liberados,simplemente no saben vivir libres, morirían como murió la famosa orca Keiko.

No podemos ponernos románticos y abogar por su libertad, eso es ignorancia. Lo que sí podemos hacer es instruirnos, estudiar, dejar de andar por el mundo como si fuéramos una parvada que no piensa ni en lo más elemental. Cada vez que visitamos uno de esos lugares que mantiene espectáculos de tan baja categoría estamos contribuyendo económicamente y justificando un negocio sangriento e injusto.

Y espero que cada quien haga lo que pueda, que aporte su granito de arena y que no seamos como los hipócritas de los parques que dicen querer a los animales y solo los explotan.

Es urgente que nuestras nuevas generaciones aprendan empatía, la vamos a necesitar, el mundo no soporta la sobrepoblación y en un futuro pelearemos por los recursos más elementales. No quisieran ustedes que las personas con poder tuvieran empatía por los débiles, por los pobres, ¡por nosotros!  

¿Y qué podemos esperar en el futuro si no enseñamos a nuestros niños a respetar la vida desde una temprana edad?

Para terminar:
  1. Hagan clic para ver los documentales para juzgar, .
  2. Agradezco a quienes tienen el valor de defender lo correcto y ser la voz de los que no pueden hablar.
  3. La única excusa para visitar uno de estos lugares es su propia ignorancia; para los que conocen la realidad no la hay.











martes, 9 de diciembre de 2014

¡Cómo el Veterinario robó la Navidad! Cuidados de las mascotas en la época de Navidad y Año Nuevo.

9.
El Link Humano-Animal


HPIM7171.JPG


¡CÓMO EL VETERINARIO ROBÓ LA NAVIDAD!


CUIDADOS DE LAS MASCOTAS EN LA ÉPOCA DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO

Ya que en estos días nos encontramos saturados de información navideña no quise quedarme atrás y decidí escribir algunas recomendaciones para pasar las fiestas al lado de sus más grandes admiradores: sus mascotas.


Soy del grupo de personas que no simpatizan con la Navidad y el fin de año me da lo mismo, únicamente siento que me queda un año nuevo menos en la vida; de no ser por el cariño que recibo de mis familiares y amigos sería una época común. Pero no soy el único a quien no le gusta esta época, también es la temporada más estresante para nuestros mejores amigos, me refiero en especial a los gatos y los perros. Es muy común que sufran muchísimo en los días de mayor barullo, también lo es que se enfermen por comer cosas que no deben comer, que se pierdan y hasta que tengan problemas serios de salud.


Entre los perros y los gatos son los primeros los que más sufren, posiblemente también lo notamos más porque son chismosos y se van a quejar con mayor frecuencia que los felinos. Pero vamos a analizarlos por separado.


Para los perros lo más molesto es la pirotecnia, posiblemente algunos lectores primermundistas no comprendan esto porque no han pasado una nochebuena o año nuevo en América Central, honestamente creo que hasta Rambo correría a las trincheras. Hoy en día ya casi ningún perro se llama “Rambo”, pero hasta las razas más valientes suelen volverse locas con el ruido. Siempre me preguntan si hay algo que se les pueda dar para que se duerman; la respuesta es NO, y no voy a entrar en detalles farmacológicos, simplemente no funciona y para que funcione tendrían que estar tan profundamente afectados por el fármaco que necesitarían supervisión médica.


Lo que se debe hacer es proveer a los perros un sitio en el que se sientan seguros, un cuarto en el que puedan encontrar refugio, dejarlos ir a donde quieran esconderse, es normal y pasará en poco tiempo. Si el perro se quiere meter debajo de una cama, déjelo que lo haga. Es más común que los perros epilépticos sufran episodios convulsivos durante estas fechas y es muy probable que el estrés tenga un papel importante en esto.


Algunas personas dejan al pobre perro en el patio o lo encierran lejos para no escucharlo, el resultado es un daño considerable a las puertas y hasta la destrucción de bienes materiales al producirse la ansiedad por separación y el pánico como resultado de esto. Es frecuente que de tanto saltar los pobrecitos terminen con dolor de espalda; esto puede desarrollar hasta compresiones de los discos vertebrales y convertirse en un problema médico serio.


Además del ruido también está el problema de que hay comida por todos lados, y no precisamente alimento apropiado para perro. Recuerdo que mi perra Nakki se tomó 14 margaritas en una reunión, todo el mundo se levantó de la sala a ver algo y cuando regresaron sus copas estaban vacías. Deben poner especial atención a los huesos, tanto dentro como fuera de la casa, porque suelen dar problemas serios al atorarse en la boca o en el tracto digestivo. Los chocolates son muy tóxicos para los perros, así como también las pasas y las uvas. Si me pongo a explicar qué pasa si consumen cada uno de estos alimentos nunca voy a terminar de escribir y los editores de la revista ni aguinaldo me van a querer dar.


Por si todo esto no fuera suficientemente peligroso para nuestros perros, con frecuencia los niños salen a la calle y dejan la puerta abierta, llegan visitas y entre que algunos están muy ocupados con la comida y otros con la bebida, no les extrañe si el pobre “Fido” termina desorientado en la calle o víctima de algún conductor alcoholizado que va a 100 kilómetros por hora, en zona residencial, para llegar a tiempo a su casa y que su familia no le cierre la puerta.


Con los gatos la cosa es distinta, puede que el “Misho” desaparezca desde unas horas hasta que no vuelva nunca más en caso de sucederle algún percance (igual que con el señor que venía alcoholizado para llegar a tiempo). Otros gatos suelen dormir todo el rato al encontrar un lugar en el que se sientan seguros. Por lo general se esconden por no gustar de la compañía de extraños en la casa, pero sufren menos que los perros.


Después de pedirles que tomen las consideraciones del caso para que sus mascotas se estresen lo menos posible, voy a solicitarles encarecidamente que no regalen mascotas para navidad si pueden evitarlo. Existe gran cantidad de personas sin escrúpulos que crían perros solo para venderlos en navidad como si fueran un objeto cualquiera, piensen en la vida que le dan a los perros reproductores, una vida muy distinta a la que cualquier propietario le da a sus mascotas, simplemente porque no son mascotas.


RING - RING - RING
  • *Aló.
  • “Doctor, buenas noches, perdone que lo moleste en nochebuena, fíjese que mi perrita, bla bla bla bla bla...bla bla bla bla…”
  • 15 MINUTOS DESPUÉS:
  • *¿Así?
  • “estaba yo … bla bla bla bla bla…”
  • OTROS 15 MINUTOS DESPUÉS:
  • *Entiendo.
  • “y entonces bla bla bla bla bla…”
  • DESPUÉS DE QUE FINALMENTE SE LE SECARA LA BOCA DE TANTO HABLAR...
  • *¿Tiene pasiflora a la mano?
  • “¡¿le puedo dar pasiflora?! ¡No lo sabía!
  • *La pasiflora es para usted, tómese dos de un solo... HO HO HO, Merry Christmas!!!!!!


¿Tienes alguna historia que quieras compartir sobre algo que hicieron tus mascotas para navidad? Hazlo en nuestra página de Facebook, nos encantaría leerlas.