sábado, 1 de marzo de 2008

TEMPORADA DE ALERGIAS EN MASCOTAS


Fig.1 Muestra el abdomen de un perro con dermatitis atópica,
la piel puede observarse engrosada, en casos crónicos puede hiperpigmentarse
y estar más oscura de lo normal.


En la Fig. 2 observamos inflamación en un oído,
la piel está caliente al tacto,

da la impresión de estar más húmeda de lo normal,
enrojecimiento y engrosamiento,

hay que descartar que la inflamación se deba a otras causas.


En la Fig. 3 podemos observar que el pelo de las patas de éste perro
es de otro color, esto se debe al efecto de la saliva,
el perro se lame constantemente las patas,
lo cual es el único síntoma.


En la Fig. 4 se puede observar que éste ejemplar,
que es hermano del que aparece en la figura 3,
solamente tiene problemas alrededor de los ojos.

Quiero comentarles que durante el principio del presente año he observado un mayor número de perros con problemas de piel. El principal problema es la picazón y en algunos casos infecciones de la piel.

La causa principal de todos los problemas de piel -85% de acuerdo a la literatura veterinaria- son los ectoparásitos, de los cuales las pulgas son el más común, seguido por las garrapatas y los ácaros. Ya que cuando un perro con problemas de piel tiene pulgas lo más probable es que sean estas las responsables, no hay existe otra opción que culparlas hasta que se demuestre lo contrario. Con esto quiero decir, que sólo les creo –que sus animales no tienen pulgas- a las personas que utilizan regularmente productos para controlarlas. La presente entrada no es para hablar de pulgas, pero es necesario llamar la atención porque muchas personas dicen que los antipulgas modernos no funcionan porque sus mascotas se siguen rascando, esto es similar a decir que un insecticida en aerosol no funciona porque las ronchas continúan picando…

Pero dejemos atrás a las pulgas y otros bichos, cuando uno está seguro de que su perro no tiene pulgas –cuando usa de acuerdo a la etiqueta los productos recetados por el veterinario- y se rasca, podría ser una alergia o dermatitis atópica. De acuerdo a los libros de dermatología veterinaria, cerca de un 5% de los perros son atópicos –los que padecen de dermatitis atópica- y eso es en buen español: un montón.

La dermatitis atópica se caracteriza por un prurito intenso como resultado de una reacción alérgica a ciertas substancias que están en el ambiente –alergenos- tales como: polvo, ácaros del polvo, polen de flores, polen de árboles, polen de grama, etc. Son las mismas cosas que producen alergias en seres humanos, pero en nosotros el porcentaje de personas atópicas es muy bajo –pero conozco a por lo menos dos personas que sufren de esta dermatitis.-

En perros la picazón se da principalmente en ciertas áreas del cuerpo: orejas, ojos, axilas, patas y abdomen ventral. No a todos los pacientes les pican todas estas partes, algunos solamente tienen problemas en sus orejas, otros sólo en los ojos, otros sólo en las patas, etc. También pueden existir todo tipo de combinaciones, algunas resultan “absurdas” como que tenga inflamado solamente una oreja y no la otra… pero está reportado que pasa y lo he visto personalmente.

Cuando los síntomas son leves he observado que el único síntoma es lamerse las patas, cosa que puede volverse hábito y por lo tanto requerir otros tratamientos. La picazón en orejas es la más molesta, así como la de los ojos. Los perros con oídos inflamados pueden llegar a sufrir una otitis por agentes secundarios como consecuencia de la alergia, lo cual ya es un problema grave de salud.

Posiblemente en otros países –no tan ecuatoriales- las estaciones faciliten el diagnóstico, porque casi todas las plantas florecerán en una misma época, pero aquí las cosas son diferentes, a pesar de que estoy observando durante estos días mayor cantidad de casos, en Guatemala hay flores todo el año y los síntomas pueden ser constantes.

La dermatitis alérgica no se cura, únicamente se puede controlar y será un problema que tendrá el paciente durante toda su vida.

La mayoría de perros atópicos también son alérgicos a las pulgas, así que no hay que descuidarse nunca y bajar la guardia.

El tratamiento va orientado a mejorar la calidad de vida reduciendo el prurito y evitando problemas secundarios.

El tratamiento es largo y se requiere de mucho compromiso de parte del dueño para que se puedan lograr buenos resultados.

Las inyecciones para quitar la picazón no son recomendadas, de acuerdo a los libros actualizados sobre dermatología pueden tener efectos secundarios serios, así que aunque resulte más difícil tener que dar medicamentos todos los días… es por el bien de su mascota.

Si tiene alguna dura al respecto no dude en comunicarse al 5507 2166 ó 2334 8956 por las tardes.
Publicar un comentario en la entrada